Sonia Bejarano en el Cross de Itálica 2015

Sonia Bejarano en el Cross de Itálica 2015

Publicado 19 enero, 2015

Es el primer cross del año para mí. A pesar de venir de un bloque duro de entrenamiento, con días festivos de por medio, un negocio nuevo en plena apertura y padecer el típico estress debido a la falta de horas en el día para trabajar, entrenar y descansar, me sentía muy confiada y muy centrada en la tarea que tenía entre manos.

La decisión de competir menos este año ha sido acertada para mí. Me presento en línea de salida con muchas más ganas a la vez que más descansada pues no solo la tensión de la competición pasa factura durante los días posteriores a la prueba sino que también los viajes van haciendo mella y la regla autoimpuesta de no correr 3 fines de semana seguidos, de momento, me sienta bien.

El día en Sevilla amaneció con lluvia casi torrencial como pronosticaban los partes meteorológicos aunque fue volviéndose un poco más débil a partir de media mañana justo cuando las senior entrábamos en el circuito para reconocer el terreno y hacer el calentamiento.

Me centro en algunos puntos del recorrido, los charcos para los benjamines y alevines que corren en ese momento parecen verdaderos “agujeros negros” porque algunos se caen en ellos y desaparecen durante 1”. Balsas de agua que les dificulta el desplazamiento pero que yo luego disfrutaría al pasar por ellos.

Durante mi calentamiento se disputaba la prueba popular, multitudinaria y colorida. Cientos de atletas populares no han sucumbido al frío, lluvia y viento y están llenitos de barro. Disfruto mucho viendo a deportistas no élite que se esfuerzan, sufren y se enfrentan a días como este.

Este tipo de personas me enseñan y me demuestran valores que quiero mantener siempre conmigo, el gusto por correr, disfrutar de la competición, aceptar las condiciones meteorológicas o del circuito con una sonrisa… Me acuerdo de mi equipo Bejarawi Run y de los chicos del X3M y me gustaría que algún año estuvieran todos aquí… Quizá 2016.

Pero detengo estos pensamientos pues es tiempo ya de centrarse en mi táctica de carrera ya que quedan pocos minutos para terminar de calentar e ir a cámara de llamadas. Nos adelantan un par de metros la salida debido al barro y agua acumulada en la zona. Escojo mi posición para afrontar la recta de salida en las primeras posiciones y elegir mi propio camino viendo el terreno que piso.

Una vez que se da la el pistoletazo de salida comparto la cabeza con una de las africanas pero a partir del primer kilómetro me sobrepasan 4 africanas más. Me pongo a cola de grupo junto con la portuguesa Rocha y la británica Andrews. Es inevitable que las africanas vuelen y solo las pueda seguir con la mirada pero la británica que ha sido valiente al arrancar tras ellas empieza a quedarse descolgada y me fijo la meta de llegar hasta ella.

El viento en algunas zonas es infernal, rachas de hasta 60km/h según me confirmaron más tarde. Es difícil medir la fuerza del viento o la cantidad de lluvia que cae en ese momento, yo solo estoy centrada en la competición y en mi gestión del esfuerzo. Sé qué zonas del circuito me son favorables y en cuales me “atranco” así que juego con eso.

Sonia Bejarano en el Cross de Itálica 2015

 

Fotografía cortesía de Rubén Gagón

Hago una segunda vuelta, de las cuatro del recorrido, en solitario, sin poder alcanzar a las africanas (aunque una de ellas con nacionalidad alemana tiene problemas). El grupo de españolas encabezado por Diana Martín seguida de Lidia Rodriguez, Alessandra Aguilar y la portuguesa Ribeiro a su estela, viene a 7” por detrás y comprendo mi complicada posición. Sería suicida luchar con todas mis fuerzas para mantener esta distancia.

Sigo a mi ritmo y tardan 2 km más en cogerme y sin dudar me pongo tras ellas a un ritmo bastante cómodo. A 500m de marchar integrada en el compacto grupo, en una zona donde el aire pega de cara empiezo a tener un problema con el flato, nunca he sufrido en competición de esto pero entiendo que no puedo luchar por mantenerme en cabeza con el incómodo pinchazo en el abdomen. Opto por solucionar primero mi problema controlando la respiración a la vez que intento no descolgarme de Alessandra Aguilar, que no ha podido tampoco con el ataque de Lidia.

Durante 1,5km sufro bastante pues no puedo correr con soltura, intentando en todo momento coger poco aire y expulsar todo el que puedo pero parece que funciona y logro controlar ese dolor tan indeseable. A la vez tengo una lucha directa con Aguilar que no cede ni un metro detrás de mí, ahora soy yo la que tira.

Casi a la misma altura que me dio ese flato logro hacerlo desaparecer totalmente y vuelvo a respirar con normalidad y a poder mover las piernas, tanto que sin proponérmelo abro un par de metros a mi perseguidora. Es la peor zona para atacar con el aire de frente pero tengo fuerzas y sigo manteniendo el hueco. Por delante veo a la “alemana africana” y aunque sé que no tengo metros suficientes para cazarla muevo las piernas todo lo que puedo.

La recta de contrameta y meta están realmente embarradas y me lanzo en ellas con total seguridad pues me noto con fuerzas. Llego a meta muy contenta pues el barro, la lluvia, el viento y competir con las mejores de tu disciplina te hace sacar lo mejor de ti, independientemente de las dificultades añadidas, de los contratiempos y de los lances de carrera hay que saber adaptarse y gestionar tus recursos, algo que hoy he sabido y he podido hacer.

Con la mente clara y los pensamientos ordenados la ejecución de tus objetivos se hace mucho más sencilla cuando tu estado de forma es óptimo.

Ahora toca descansar y preparar la próxima competición; el Cross Internacional de Elgoibar “Memorial Juan Muguerza” el próximo 24 de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar