Javier Pérez Trisur DX2 Sevilla 2015

Javier Pérez en el triatlón media distancia Trisur DX2 Sevilla 2015

Publicado 22 abril, 2015

Desafiando a Sabina y su “al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver”, Sevilla fue de nuevo el destino elegido, para el primer triatlón de 2015.

Por la fecha y por la cantidad de compañeros de equipo X3M, nada menos que un total de 20, tocaba participar de nuevo en este triatlón de media distancia. En mi 14º Half, sería la primera vez que repetiría escenario. En 2014, me había salido una de las mejores carreras, encontrándome muy fuerte en bici y a pie, y viviendo unos últimos km y una recta de meta, agónicos e inolvidables, para acabar en un 5º puesto absoluto.

Así que el listón estaba muy alto, y un rápido vistazo al teórico listado de inscritos, me invitaba a pensar que sería imposible igualar o mejorar dicho puesto. Quizás, con un buen día, el top-10 pudiera ser alcanzable y un objetivo realista. Más de 6 meses desde la línea de meta de Mallorca y dosis de incertidumbre en el equipaje sobre cuál sería el rendimiento en esta primera carrera del año.

Aunque el invierno pasó sin lesiones ni enfermedades y con mucha continuidad en los entrenamientos, siempre asalta la inevitable duda de “cómo saldrá el día: un día de fiesta o un día duro en la oficina“.

La natación

Víspera y preparativos sin ningún percance y de nuevo, dentro del agua, esperando el bocinazo de salida. Si algo tenía que tratar de mejorar respecto a 2014, era la natación, dónde tras colocarme fatal en la salida, en ningún momento me encontré a gusto nadando.

Salida absolutamente caótica, con más de 15 minutos de retraso, línea de salida sin delimitar en ningún momento, frío, tensión y muchos nervios. Trato de mantener la calma y creo que lo consigo, dentro del ambiente general de nerviosismo y caos en la salida.

Javier Pérez Trisur DX2 Sevilla 2015

Finalmente, tras esa tensa espera dentro del agua, se produce la salida (muy adelantada respecto al punto “teórico” según la charla técnica, así que ya intuyo que va a ser una natación “corta”. Por suerte, tengo una salida y unos primeros metros bastante “limpios”, intento salir fuerte pero las sensaciones no son las mejores, sin pies y sin la mejor trayectoria posible. Bueno, es lo que hay, y lo que toca es ir brazada a brazada hasta las boyas que indican el cambio de sentido.

Parece que me voy encontrando un poco mejor a la vuelta con menos tráfico, y tratando de apretar todo lo que puedo, con la siempre ayuda psicológica de ver próxima la salida del agua. Aunque las sensaciones no fueron las mejores, tras analizar posteriormente el tiempo de natación, (24 minutos para 1600 m), el
resultado me deja muy satisfecho (muy poco más podía esperar teniendo en cuenta mis tiempos actuales nadando en piscina).

Camino de la T1, Bego me anima y me canta que Ramos y Moreno, mejores nadadores, están muy cerca. Me los encuentro en la transición, así que me vengo un poquito arriba.

La bici

Salida de la T1 a la par de Moreno y aunque salgo fuerte, él sale “encendido” y rápidamente le pierdo vista.

Conozco perfectamente el circuito de bici que prácticamente coincide con el de 2014 y trato de ir centrado en la potencia objetivo. Enseguida compruebo que parece que va a ser buen día, ya que una vez estabilizado el ritmo y en buena carretera, parece que los watios “salen fácil” y las piernas van sueltas y con fuerza.

Javier Pérez Trisur DX2 Sevilla 2015

El tramo del sector de bici comprendido entre los puntos de giro (carretera de ida y vuelta de unos 15 km) es precioso, asfalto perfecto para rodar a tope, con ligera subida la ida y paisaje muy agradable. El día en lo meteorológico es perfecto. En el primer punto de giro, km 25, primera referencia. El top-10 de carrera está mucho más cerca que en 2014, Moreno no está muy lejos y calculo que voy en torno a la posición 15ª.

Primeros cruces con los compañeros y los gritos de ánimo son constantes, ¡cuánto se agradecen! Puedo disfrutar de unas posiciones de carrera en la que el respeto al no drafting es total, lo que me alegra mucho el día. Soy consciente posteriormente de que en otros puntos esto no sería así y de nuevo, se verían pelotones en una carrera “no drafting”, ¡allá cada uno y sus trampas al solitario!.

En los sucesivos kilómetros voy remontando posiciones, ya con cuentagotas y comprobando como mantengo, incluso voy recortando, la diferencia con Moreno, al que finalmente alcanzaría en el km 65. Las sensaciones estaban siendo increíbles y la potencia, en torno a los 268 W medios (entre 15-20 W medios más que en 2014), así lo corroboran. “No sé si me estaré pasando pero que me quiten lo bailao”.

Javier Pérez en Trisur DX2 Sevilla 2015

Aunque ha sido una bici muy limpia, en el km 65, nos juntamos 5, y como no quiero malentendidos ni sorpresas en forma de “tarjeta”, decido apretar un poco y liderar el “grupo” en el tramo de Santiponce a Camas, tras lo cual, a unos 5 km para el final que incluyen badenes, 400m de asfalto en muy mal estado y tramos de carril bici, decido levantar un poco el pie y no arriesgar lo más mínimo.

Finalmente, vuelvo a coincidir con Moreno en la T2 (está siendo un mini Ironwar, jejeje!). Ya sabemos que el bueno de Javi no se calla ni debajo del agua y no iba a ser menos en un área de transición, jejeje. Recuerdo que me dice que ha roto el acople en la zona de baches, que está acalambrado y me “anima” a no correr muy rápido. No sé porqué pero recuerdo que sólo me sale responderle, ya mientras arranco a correr, con un escueto “¡a volar!”.

La bici

Salida de la T2 y me cantan, la posición: 7º. Trato de no cebarme con el ritmo en los primeros kilómetros mientras intento, con poco éxito, que el GPS me dé los ritmos por kilómetro. Gano un par de posiciones en los primeros kilómetros, y luego los km 5, 6, y 7 sí que salen a un ritmo endiablado (3:35), empujado por los gritos de apoyo de los primeros compis con los que me cruzo y ante la posibilidad cercana de recuperar 2 posiciones más, lo que consigo aproximadamente en el km 8.

Javier Pérez Trisur DX2 Sevilla 2015

A esa altura aproximadamente sobrepaso y dejo atrás a Luis Feliz, que me informa que Víctor González, segundo en esos momentos, está fuera de carrera por equivocación en el segmento de bici. Así que, con cara de incredulidad y tremenda alegría me veo en segunda posición, con más de 13 km de carrera a pie por delante.

Las sensaciones son indescriptibles. La mente inevitablemente te lleva a pensar en el siguiente objetivo, que es el primer puesto. Tengo referencias de Alberto González, que es quién marcha 1o (a la postre ganador) y sé que es mejor corredor que yo, así que salvo desfallecimiento por su parte, va a ser imposible alcanzarle.

No obstante, sigo apretando todo lo que puedo. Acompañan las fuerzas, la mente añade otro plus ante semejante escenario y de nuevo, el tremendo apoyo de los compis e incluso de desconocidos al cruzarnos, hacen el resto, ¡inolvidable!. No hay palabras para describir estas emociones mientras van cayendo los km. A pesar de que el cansancio hace mella, la sensación de euforia es tremenda. Así hasta la meta, con solo un pensamiento: ¡disfrutar cada zancada y cada segundo hasta el final! Creo que lo conseguí.

Javier Pérez Trisur DX2 Sevilla 2015

Soy perfectamente consciente de que el podium no es mi habitat natural, pero a nadie amarga un dulce ¿no?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar