Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Cabecera

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014

Publicado 25 julio, 2014

Desde que servidor cuenta, más o menos, con uso de razón triatlética, soñaba con vivir el Triatlón de Zarautz. 2013, dada su cercanía en fechas a Roth no pudo ser, pero 2014 y su 28ª edición me darían la oportunidad de catar este gran reserva.

La prueba necesita pocas presentaciones, un clásico con mayúsculas, por historia, organización, recorridos, nivel de participantes y, sobre todo un público impresionante.

Semana previa de muchos nervios, en parte por el propio reto en sí y también por comprobar si sería cierto todo aquello tan magnifico que me habían contado, había leído o había visto en vídeos de la prueba.

El segmento de natación, con su travesía de Getaria a Zarautz y esos cerca de 3 km en mar abierto me imponían muchísimo respeto, y en este caso, más que respeto, miedo. Los que hemos crecido a orillas del Cantábrico conocemos un poco, como se las puede llegar a gastar y eso me inquietaba mucho.

Pensar en esta travesía ha sido (y sigue siendo) una gran motivación en muchos entrenamientos, buscando esa mejora en la natación que me permitiera superar el tiempo de corte de 1 hora establecido por la organización. Por este motivo, no olvido que 3 años atrás era impensable estar bajo el arco de salida en la playa de Getaria, y paso a paso, fue siendo posible hasta convertirse en realidad finalmente.

Siguiendo instrucciones del míster Luarca, pensando en IM Mallorca, mayo fue un mes de levantar el pie en los entrenamientos, en pos de tratar de entrenar con ganas durante todo el verano y no llegar fundido a finales de septiembre, con lo que iríamos a Zarautz “con lo puesto”.

“No problem”, en cierto modo esto suponía cambiar la forma de afrontar la carrera y me serviría como una nueva experiencia, pero no había vuelta atrás, en Zarautz había que estar, sí o sí.

Estrategia más simple que nunca: disfrutar sufriendo y sufrir disfrutando, y a dejar que las fuerzas que hubiera en un escenario difícil de mejorar.

Llegada a Zarautz el viernes por la tarde, donde nos alojamos en un apartamento, propiedad de Félix, amante del surf, así que al rato, acabo preguntándole por el estado del mar. Me dice que está “tranquilo” y que es previsible que continúe en ese estado el sábado, lo que me tranquiliza un poco.

Dejar las cosas, y enseguida a asomarse al malecón, donde la playa de Zarautz luce impresionante con los últimos rayos de sol. Me hubiera gustado catar el agua pero entre la recogida del dorsal y alguna compra rápida, idas y venidas, no hubo tiempo.

Sábado, día de la carrera con salida a las 14:15, buen desayuno a primera hora, briefing a continuación y decido dejar todo en boxes temprano y “olvidarme”… “estaría muy bien poder subirse a la cabra dentro de unas horas pero primero tendrás que ganarte ese privilegio”.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Natación

Son las 12 aprox. ya los nervios aprietan fuerte, me como barrita y media, no tengo ganas de comer nada más y no quiero forzar, así que cojo neopreno, gafas y gorro y ponemos rumbo a Getaria. Esta vez el paseo hasta la línea de salida que tanto me gusta, se sustituye por un traslado en autobús, desde donde se visualiza el impresionante recorrido perfectamente. Efectivamente, el mar está tranquilo aunque parece picarse ligeramente con el viento que se está levantando. Supongo que con el mar mucho más revuelto estaría como un auténtico flan, pero lo cierto es que estoy bastante tenso, como muy pocas veces antes de una prueba.

Llegamos a Getaria de los primeros y me temo que los 90′ aprox. que faltan para la salida se van a hacer muy largos. Por suerte, otro triatleta (Iñaki Gabarain, al que no conocía) reconoce los colores del Hitachi X3M, y con la excusa de si estoy en el equipo de Luarca, iniciamos la conversación. “Sí, yo coincidí con él en Hawai en 2008 y tal”… Salta a la vista que Iñaki, no es manco precisamente y a la postre haría su mejor Zarautz acabando 9º.

Entre otros temas triatléticos, hablamos de los recorridos, él es de la zona y además es su 6º o 7ª participación, con lo que se conoce la prueba a la perfección. Este encuentro me relaja y me entretiene mucho y casi sin darme cuenta, llega la hora de ponerse el neo e ir a calentar.

La natación

A las 14 h, salen las chicas y 15′ más tarde, salida masculina. Dudo donde colocarme, primero a la derecha, teóricamente trayectoria más recta y a última hora, cambio a la izquierda, teóricamente más limpia. Bocinazo de salida y esta vez tocó salida bastante sucia. La referencia de la primera boya a unos 500 m está más o menos clara, cuesta avanzar pero finalmente la paso y espero que a partir de ahora sea una natación más limpia, pero no termina de ser así.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Bici subida

Se trata de seguir una trayectoria lo más recta posible durante cerca de 2 km, con la única referencia de 2 boyas y la línea de la costa, antes de girar a la derecha para afrontar los últimos 500 m de aproximación a la playa de Zarautz. Como respiro a la izquierda, la línea de la costa, poco me ayuda y no consigo ver ninguna de las 2 boyas. Me cuesta nadar sin esas referencias, temo en todo momento que me esté separando demasiado de la costa y no voy nadando cómodo, pero me centro en nadar con el grupo de triatletas que van a mi ritmo.

Brazada a brazada, llega el momento de ver a lo lejos la playa de Zarautz, es el primer gran momento del día, poco a poco diviso cada vez más nítido el impresionante público que nos espera en la arena y boxes. Aún quedan unos cuantos metros para llegar a la arena, pero esas últimas brazadas las disfruto al máximo. Me pongo de pie, lo he conseguido, el impresionante público hace el resto para llevarte a un estado de euforia, que ya no te abandona hasta dejar Zarautz, ya en la bici.

La bici

El recorrido ciclista se inicia con el alto de Meagas, una subida de 3,5 km aprox, al 3-4 %, propicia para el espectáculo y para corroborar algo que ya sabía, ¡lo mucho que andan en bici por el norte! Es impresionante como suben los Iosu, Joseba, Iker, Asier, etc., muchos con bicicletas convencionales y que van “sin cadena”.

Había decidido ir menos pendiente de los watios medios que en carreras anteriores, y solo controlar no pasarme en las subidas, sobre todo al principio. Se sube Meagas, siendo adelantado y adelantando, sigue una bajada rapídisima y un tramo “subeybaja” de camino a Zumaia, para encarar el tramo, simplemente espectacular, que te lleva paralelo al mar, de vuelta a Zarautz para completar la primera vuelta. La verdad es que me lo paso como un enano, las fuerzas acompañan y voy “flipado”. (analizando los datos a posteriori, observo con satisfacción unos 253 W medios para la primera hora de bici, acabando en 242).

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Bici

La emoción alcanza otro punto culminante al primer paso por Zarautz, donde espera otra vez un público inmenso para jalearte. Comienza la segunda vuelta y la fatiga ya se hace notar en las rampas de Meagas. Completo esta segunda vuelta, apretando lo que puedo pero lógicamente con menor sensación de fuerza y frescura, espoleado por el pensamiento de llegar de nuevo a Zarautz.

Este segundo paso es tremendamente emocionante. Se atraviesa la villa dirección a Orio, con el públicoabarrotando la carretera principal a ambos lados, durante 1 km aproximadamente. Muy difícil no emocionarse.

Flaquean un poco las fuerzas pero la moral está por las nubes para afrontar los últimos “entretenidos” 25 km del segmento ciclista: subida a Orio, la carretera se agarra y, ya pensando en el próximo plato fuerte, el muro de Aia y sus temidas rampas de hormigón, del 15 o 20 %. Pedalada a pedalada, vamos subiendo, a 8 o 9 km/h, sufriendo disfrutando al máximo (son un gran recuerdo).

Bajada endiablada de Aia, con un pequeño gran susto que no fue a mayores, unos km de llano, y subida final al alto de Txurruca, donde de nuevo, pasillo humano y a ser jaleado, “no” quiero que termine esta subida pero sí, ya estamos arriba… y de nuevo bajar, soltar un poco las piernas, para llegar a Zarautz y correr.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Bici llegada

La carrera

Este año, como consecuencia de los daños ocasionados por el temporal, el recorrido a pie, sufría una variación, pasando de 3 a 4 vueltas de aproximadamente 5 km cada una, y un recorrido más urbano.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Carrera

Me cuesta mucho describir lo que se vive en esa carrera a pie. Simplemente me atrevo a decir que el apoyo de la gente es increíble, yo no he vivido nada parecido ni de lejos. Hay público prácticamente en los 5 km del recorrido, público que no solo está para animar a sus conocidos o a los primeros, nos animan a todos, por tu nombre visible en el dorsal (así es que me empeño en llevar el nombre bien visible, jejejeje!!!) Esos gritos cuando crees que ya no puedes más, todos sabemos lo que valen.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Meta saludos

Si bien hay público en todo el recorrido, los 500 m. aprox. en cada vuelta por la parte vieja, y ese pasillo humano, que te deja 1 m. para correr, animando entregado, son un recuerdo imborrable.

Si además tienes la suerte de que el día que “toda esa gente ha ido a verte”, te acompañan las fuerzas y puedes disfrutar, a pesar del esfuerzo, de esa carrera a pie, habría que ser muy egoísta para no estar tremendamente satisfecho y contentísimo con la experiencia vivida y con el resultado. En este caso, mi egoísmo solo me permite desear volver a Zarautz.

Javier Pérez en el Triatlón de Zarautz 2014 - Meta

Gracias Zarautz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar