Javier Pérez y Elías Díaz - HITACHI X3M

Javier Pérez: “¡Aloha Ironman Kona 2015!”

Publicado 23 junio, 2015

Javier Pérez es uno de los integrantes del club X3M, patrocinado por HITACHI aire acondicionado, que este año gracias a su esfuerzo, tesón y buenos resultados va a vivir el sueño de los triatletas, participar en el IM KONA 2015.

En estas crónicas Javier va a compartir con todos los lectores de Inspire your life cómo se va sintiendo en las semana previas de preparación.

Invitamos a todos los lectores de este blog a contarnos en un una crónica cuál ha sido la prueba de sus sueños: cómo se prepararon, qué sintieron y qué resultado obtuvieron. Las 2 mejores crónicas, una de hombre y otra de mujer, serán los primeros en estrenar nuestra camiseta técnica de running 2015-16.

*****

“Tempus fugit”, nada más cierto, y es que ya han pasado 8 meses desde que lograra la clasificación para el Ironman de Hawái 2015.

8 meses en los que he seguido disfrutando al máximo de este deporte, y en los que he podido, afortunadamente, entrenar con mucha constancia y ganas, aunque no todo lo que me hubiese gustado, especialmente la natación.

8 meses que comenzaron con la llegada al equipo de Elías Díaz, lo que ha supuesto un gran estímulo. Es un lujo tener la posibilidad de compartir muchos entrenamientos con alguien de un nivel similar y por encima de todo, siempre dispuesto a sonreír y a “machacar”, ¡gracias amigo!

Javier Pérez - HITACHI X3M - Kona 2015

A punto de cumplirse 4 años desde mi primer triatlón, un sprint en la Casa de Campo, animado por 2 compañeros de trabajo, Jaime y Sergio (¡gracias amigos!), no consigo recordar cuando fue la primera vez que me hablaron del Ironman y cuando descubrí que había empezado allí, en el archipiélago de Hawái, primero en la isla de Oahu en 1978, y desde 1981 en la ciudad de Kailua-Kona en la isla de Hawái, ubicación que aún se mantiene.

Javier Pérez - HITACHI X3M - Triatlón Casa de Campo 2010

A la completa incredulidad en un primer momento, siguió el asombro y la admiración por aquellos super atletas que se enfrentaban a semejante reto.

Con el paso del tiempo y de los entrenamientos, fui comprobando como el cuerpo se iba adaptando, hasta ser capaz de completar la distancia en primera persona en un par de ocasiones: primero en 2013, en la mítica prueba de Roth, donde me tocó sufrir lo indecible para cruzar aquella línea de meta, que siempre recordaré de manera muy especial; y después el año pasado, en Mallorca, donde tuve la suerte de poder sufrir pero esta vez de una manera “dulce” y donde creo me terminé de enamorar para siempre de este deporte y de esta distancia, con la gran recompensa final además de ese billete para Hawái, donde todo empezó, la meca de los triatletas de larga distancia, donde muchos soñamos alguna vez con poder ir.

Javier Pérez - HITACHI X3M - Triatlón de Mallorca 2014

Por eso han sido 8 meses en los que el reto de Kona ha estado muy presente y en los que no he dejado en ningún momento de sentirme enormemente agradecido y privilegiado de poder afrontar semejante desafío. La verdad, es que cuesta mucho encontrar las palabras sin exagerar, para describir lo que supone tener la oportunidad de participar en este Ironman.

Como apasionado del deporte en general y periodista deportivo frustrado, me encanta ver videos y leer acerca de las distintas ediciones, lo que no hace más que idealizar la prueba y el momento. Como triatleta aficionado, día a día, lo máximo a lo que puedes aspirar es a seguir disfrutando de cada entrenamiento como hasta ahora.

A nivel de tomar parte en una carrera, diría que el Ironman de Hawái es lo máximo a lo que podría aspirar y que realmente, nada me hace más ilusión, sin dejar de un lado, por supuesto, la tremenda alegría de tener la posibilidad de viajar a semejante destino, con independencia de la carrera.

Ironman de Hawai

En estos momentos, con 18 semanas por delante, la cita se ve relativamente cercana y de vez en cuando, ya aparecen ciertos nervios. La magnitud y dureza de la prueba asusta un poco (la logística también estresa), y ya van apareciendo algunos temores y cosquilleos en el estómago ante lo desconocido, ante esos 3,8 km de natación en las aguas movidas de la bahía de Kailua sin neopreno, ante los fuertes vientos cruzados durante los 180 km de bici mientras recorremos la Queen Ka Highway, y ante el calor y la humedad que harán tremendamente dura el maratón por los míticos y místicos Ali’i Drive, Palani Road y Energy Lab entre otros, hasta cruzar esa soñada línea de meta.

Pero afronto estas semanas previas con muchísimas ganas y cargado de ilusión. Motivado para entrenar lo mejor posible, motivado para no desesperarme cuando no salgan los tiempos en la piscina, motivado para sufrir cuando toquen series de intensidades altas en bici y corriendo, motivado para madrugar cuando toquen salidas de bici de 5 horas y medio país esté de vacaciones, motivado para no quejarme cuando toque pasar mucho calor en las rodajes largos a pie de julio y agosto… motivado porque, aunque seguramente me estaré quitando años de vida, no se me ocurre mejor motivación, porque “tempus fugit” y porque realmente: “Anything is possible”.

¡Aloha Ironman Kona 2015!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar