David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Publicado 05 junio, 2015

1.900m nadando, 90 kilómetros subido en una bicicleta y 21,1 kms corriendo.

El objetivo era intentar completar estas distancias lo más dignamente posible. A la mayoría de los mortales cuando les hablas de este tipo de distancias no sabes si te miran con cierta admiración y respeto o piensan que no estás en tu sano juicio y atraviesas por un periodo de enajenación mental transitoria. Y sí, detrás de cada brazada, pedalada y zancada hay muchos momentos de sacrificio, frio, calor, dolor y sobre todo renuncia a otras situaciones y personas que inevitablemente apartamos.

Sin embargo, también nos proporciona alegría, motivación, compañerismo, amistad, ilusión, relajación y superación. Como en cualquier otro aspecto de la vida, se trata de una elección, una afición y yo diría que de una forma de vivirla.

Después de esta pequeña reflexión, y tras unos cuantos meses aumentando el número de horas dedicadas a preparar este cuerpo serrano con una relativa constancia, nos plantamos en la semana de la prueba. Como si se tratase de una reválida o la misma selectividad, empiezan a surgir los nervios, dudas y miedos. Material que no llega, cosas que no dará tiempo a probar y cierta tensión laboral. Así que se busca aquel consejo o conversación que te distraiga, entienda y tranquilice. Ya que nos hemos metido en esto y dentro de mis posibilidades, uno quiere marcarse una buena faena.

Se presenta el viernes y llego justo a la cita con el toque de campana a la furgo de Pinikis. Un viaje entretenido con algún sobresalto escuchando anécdotas de los Álvaros y contemplando el relax de Jesús, nos plantan en Sevilla antes de lo esperado.

El caos en la recogida de dorsales en el hotel nos permite llegar a tiempo para no tener que darnos el madrugón. Allí empezamos a ver otros competidores y nos juntamos con el numeroso grupo de compañeros del club que también acudían a la cita. Risas, batallas y demostraciones de teorías y conocimientos triatléticos hacen mucho más llevaderas las horas previas. Los nuevos truquitos de Arturo, el entusiasmo de Iker, las petadas de Moreno o el impactante y ya famoso rostro de concentración de Javier Pérez, ¡qué tío!

Nos repartimos en las habitaciones y vuelvo a compartir espacio con mi amigo Alvarito Aranzana. La verdad es que me encuentro fenomenal porque me aporta la dosis de disciplina y organización que me faltan y me enseña unos cuantos trucos mientras dejamos todo preparado y nos contamos historietas; a cambio él dice que le doy suerte. Para los amantes de la prensa amarilla, he de decir que no hubo más que un plácido descanso. Su mujer puede
estar tranquila.

Suena el despertador y nos levantamos con el suficiente tiempo como para no ponernos más nerviosos y no andar con prisas. En el hall del hotel nos espera el resto de compañeros para ir juntos hacia boxes. Las caras relajadas y sonrientes del día anterior, se tornan en semblantes nerviosos y miradas perdidas. Nos disponemos a hinchar las ruedas para la prueba cuando me percato que las tapas lenticulares están mal montadas y no hay mucho tiempo. ¡Ay, Fernandito! Por suerte me traje mi propia rueda y dada mi destreza con las herramientas, determinamos que la solución era mejor hacer un simple cambio de neumático que ponerse de mecánico globero contrarreloj.

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Entramos en boxes sin incidencias y nos disponemos a colocar las cosas y prepararnos minuciosamente. Tenemos tiempo de inmortalizar el momento los numerosos colegas que nos concentrábamos en el área de transición. Nos vestimos de luces con los neoprenos y recorremos la transición hasta a la salida de la natación. Allí nos dispersamos cada cual intentando diseñar su estrategia en el cauce del río.

La natación

Bastante retraso en el inicio y comienzo a perder sensibilidad en las manos. Con gente aún fuera del agua y mi posición bastante retrasada con respecto a la cabeza, se da el bocinazo y no queda otra que ponerse al lío. Empiezan los zarpazos y no consigo seguir a ningún competidor que me preceda o rebase. No me encuentro cómodo y tengo que abrir y cerrar las manos para intentar recuperar toda su sensación. Giro en las boyas y vuelta hacia el pantalán.

A pesar de ser un tramo del rio en recta y es fácil su orientación, tengo la sensación de que mi nado no es muy orientado y constante. Intento pensar en la técnica y ver la distancia con otros participantes para que pasen los minutos lo más rápido posible.

En la difícil salida del pantalán coincido con Juancito que ha mejorado una barbaridad en el agua pero no puedo ocultar el desánimo que confirma mis malas sensaciones. Al final saldrían unos 1600m en poco menos de 30 min. Parece que los remolones pies de Santi y Marco no han sacado lo mejor de mí este invierno y tengo trabajo por delante.

La bici

Corremos por la transición dispuesto a coger la bici con un poco de nervios. Justo al montar me percato que he perdido el bidón de geles en mi box. Titubeo y después de discutir con un juez, decido tirar la bici a un lado y entrar caminando de nuevo para coger el alimento necesario para afrontar la prueba. ¡Qué desastre de boxes!

Intento olvidarme de todo lo ocurrido y una vez chequeo que todo funciona correctamente me concentro en adoptar una postura aero y dar pedales. Hacer una mala natación al menos permite adelantar a una gran cantidad de rivales. Van pasando los kilómetros y empiezo a disfrutar de la posición y la carretera.

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Cruzarme con los números amigos del club me sube la moral aunque se aprecian cosas que no gustan como las numeras grupetas que hay formadas sin ningún tipo de pudor a las que intento esquivar y dejar atrás cumpliendo con la reglamentación.

En cada avituallamiento agarro bidones para hidratarme y coger alguna barra energética mientras no distraigo mi depósito de geles. En el último tramo del sector, no me queda otra que hacer un Perico Delgado ante la incredulidad de algunos triatletas del que me siento orgulloso porque se saldó sin incidencias. Sin duda esas tranquilas salidas con el selecto grupo J, los días en Lanzarote y la adaptación a la máquina contrarreloj me han dado un puntito de mejora. 2h 24min aproximadamente.

La carrera

Cambio de neumáticos rápido y nos mentalizamos para encarar el último sector de la prueba y al que más temo. No tengo mucha experiencia en rodajes largos y desconozco cómo puede reaccionar mi cuerpo después de ya 3 horas exigiéndole esfuerzo. Dudas también en los ritmos sobre cómo buscar el límite sin que este resulte excesivo o directamente un infierno pero que sienta que estoy dando lo que tengo y compitiendo.

Primeros metros tratando de adaptar de las piernas y no paro de sentir pinchazos en la planta del pie. Si tengo algo, mejor quitarlo cuánto antes para que una herida no fastidie la carrera, pienso. Primera parada para sacudir la zapatilla, nada. Unos cuentos metros, segunda y más de lo mismo hasta una tercera que con cierto cabreo libero hasta el calcetín y sigue.

Empiezo a evaluar que pueden ser secuelas del “paseo en bici”. En efecto, a los pocos minutos no hay rastro de dichos síntomas. Así que me pongo como objetivo velocidad crucero de 4´40¨, ritmos recomendados por el Míster que habíamos hecho pista juntos en el último entreno y me animó a probarlos.

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Enseguida entramos en el circuito que son 4 vueltas y ahí empezamos a cruzarnos con la gente del equipo y resto de participantes. Es una situación bonita ver como competimos y nos animamos e intentamos sacar lo mejor, cada cual en su guerra. El trazado es bonito, la gente anima y cada paso por la batukada es un subidón de adrenalina que hace que los pies se muevan más rápido.

Así los kilómetros pasan rápidamente con buenas sensaciones siendo más o menos regular en los mismos hasta la llegada a los últimos 3 kms donde veo que ya lo tengo y no se puede escapar. En ese momento me pasa un atleta a un ritmo exigente y decido que ya es hora de echar todo lo que tengo. Impulsado por su estela, consigo bajar unos 20″ por Km y me preparo para entrar en meta.

La meta

Feliz y con el recuerdo de esa mezcla de vivencias que te han situado en dicho lugar, en ese instante.

Son unos pocos segundos escuchando al speaker de fondo, saludando a los amigos y conocidos que llevan horas ahí esperándonos y animando. En esos últimos metros toca banalizar los momentos malos y ensalzar aquellos que han merecido la pena. Termino este último tramo en 1h41m, MMP en una media (tan sólo es mi tercera) y un tiempo final de 4h41m.

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Felicidad exultante y casi diría que insultante.

Bueno, ¿y ahora qué? Pues habrá que celebrarlo, ¿no? Esto no se hace todos los días y no sabemos si volverá a repetirse. Esta parte se cuenta menos pero es tan importante como el resto y es parte del proceso. Nos reunimos todos para cenar en el restaurante del anfitrión Antoñito, que por cierto también se ha comido algunas confidencias como buen fisio.

Después de los ágapes y licores, posteriores refrigerios sólo apto para los y las supervivientes más fuertes y miembros de los Tri-vagos.

Muchas gracias a todos los compañeros, amigos, familia y pomponeros por proporcionar la motivación e ilusión necesaria, a nuestros entrenadores Jaime Menéndez de Luarca, Sonia Bejarano, Sergio y Fer por intentar sacar lo mejor de nosotros y mostrarse tan cercanos, también a todas esas personas que en mayor o menor medida han estado a mi lado y, a pesar de no corresponderles, han empatizado apoyando sueños y locuras.

Hace tan solo unos meses ni siquiera me planteaba afrontar un desafío de estas características. Ahora me siento tremendamente orgulloso de haber salido vivo de ella.

David Nuñez en el Half DX2 Sevilla 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar