Javier Pérez Half Riaza 01 cab

Cuéntanosss… crónica de Javier Pérez en el Half Riaza

Publicado 27 septiembre, 2012

Cuando allá por el mes de abril, tras el ICAN de Marbella, escuché al míster, Jaime Menéndez de Luarca, hablar de la necesidad de aceptar las condiciones adversas que se puedan presentar en cualquier competición de triatlón como las propias de un deporte al aire libre, reconozco que el comentario pudo caer en saco roto.

 

Unos cuantos meses y unas cuantas carreras después, tengo muy claro que esa ha de ser una máxima en este deporte y que “pegarte” con la naturaleza resulta absolutamente contraproducente. Supongo que debe ser una cuestión de experiencia, capacidad innata de cada uno para la toma de decisiones y entrenamiento “mental” lo que ha de llevarte a superar del mejor modo posible, sin que cunda el desánimo, la lluvia, el frío o calor extremos, días ventosos, unas aguas movidas, etc.

 

En el caso del Half Riaza, creo que el calor que sufrimos durante la carrera a pie hizo que la prueba resultara dura, en base no solo a lo mal que lo pasé personalmente sino viendo el % de no finalizados (aproximadamente 30 %) y los tiempos de la carrera a pie.

 

Pero cuando te plantas en la línea de salida de un Half un 11 de agosto en la España seca, evidentemente, no puedes esperar otra cosa. Precisamente por eso, si algo me deja un mal sabor de boca de esta prueba, es no haber sido plenamente consciente de esto y “actuar” en consecuencia.

 

Llegaba a la prueba con muchas ganas después de haber podido entrenar y descansar en vacaciones, cuanto quise. Sin embargo, los primeros fantasmas empezaron a aparecer a mitad de semana con la anunciada subida de temperaturas para el fin de semana…era tarde para arrepentirse.

 

Javier Pérez - Riofrio blog

 

La natación, en el pantano de Riofrío, resultó espectacular, agua cristalina entre montañas. En el Half, eramos pocos, y la salida fue muy limpia, sin prácticamente golpes. A mi ritmo, me encuentro muy a gusto y disfruto mucho (son dos vueltas para completar los 1900 m, pero hubiera dado alguna más, no apetecía salir del agua).

 

En la bici me encuentro bien y sigo disfrutando. El trazado rompepiernas de unos 75 km invita a pasarse de la raya cada vez que llega un repecho, pero voy pendiente de los datos de potencia y trato de no cebarme, guardando para la carrera a pie, que intuyo va a ser dura. Pero, ¿cuánto dar en la bici sin que lo pagues en la carrera a pie ni te quedes corto? Hasta ahora este es un punto de no control y espero poder estar cerca de controlarlo algún día, aunque me imagino que siempre quedará la duda.

 

Javier Pérez Half Riaza 01 blog

 

La carrera a pie constaba de un circuito de 6,7 km al que había que dar 3 vueltas, los 2 primeros km en ligera subida constante, y el resto llano, con un par de cortas cuestas. Me encuentro bien al principio, y completo la primera vuelta al ritmo más o menos previsto, y pensando en ir de menos a más. Por otro lado, la sensación de calor y de sed van en aumento.

 

Mi calvario empieza al comienzo de la segunda vuelta, cae el ritmo, esa ligera pendiente parecen rampas del L’Angliru, las piernas empiezan a pesar como si las hubiera forrado de plomo, la sensación de sed es insoportable y me vengo abajo, solo pienso en llegar al siguiente avituallamiento para el que quedan unos 3 km, eso a mi cerebro le parece un mundo y todo tipo de pensamientos negativos acuden a la mente. El que más se repite:¿qué coño hago aquí y qué tipo de enfermedad padezco para entregar mi tiempo libre a este sufrimiento?

 

Al llegar al avituallamiento, lejos de reconducir la situación, la empeoro, ya que empiezo a beber como un cosaco, no lo puedo evitar, igual que rascarse cuando te pica y claro, con semejante cantidad de líquido en el estómago ya no hay quién corra decentemente, por más que se intente. De ahí hasta el final, ese fue el ciclo que se repitió entre avituallamiento y avituallamiento hasta llegar a meta.

 

Javier Pérez Half Riaza 02 blog

 

Termino fundido, frustrado y enrabietado, con sensación de derrota. Cuando jugaba al baloncesto, tras una derrota, solo deseabas que llegara el siguiente partido para darlo todo y sacarte la espina. Por suerte, el siguiente partido, la posibilidad de sacarte esa espina, llegaba de inmediato, el fin de semana siguiente. Supongo que esto también forma parte del encanto de este deporte, en la media-larga distancia del triatlón, esto no pasa, se entrena mucho y se compite poco, teniendo que convivir con esas posibles espinas, que pueden suponer pérdida de confianza y de motivación.

 

Pasados algunos días la sensación es distinta. Me siento orgulloso de haber cruzado la línea de meta de Riaza y guardaré esa camiseta de finisher con especial cariño. Solo lamento, no haber sabido mantener la cabeza fría durante la carrera a pie, aún sabiendo que tiene que ser muy difícil en fatiga y pulsaciones altas, haber dosificado más, ser consciente que a pesar de lo mal que iba no me estaba adelantando casi gente (de hecho recuperé alguna posición en la carrera a pie, el calor era para todos) y haber sufrido “de otra manera”.

 

También sale reforzado el sentimiento de saber valorar y agradecer el hecho de que una carrera salga “redonda”, pues me doy cuenta de lo tremendamente difícil que resulta.

 

Javier Pérez Half Riaza 03 blog

 

Objetivo cumplido, seguimos disfrutando del viaje a Ítaca (gracias Andoni), pues 1 hora de pasarlo muy mal, no ensombrece el resto de horas de satisfacción, que muy egoístamente, me hacen tremendamente feliz: las atenciones de los compis, especialmente, de Jesús y Kike mientras me recuperaba en meta, el ambiente X3M fantástico antes, durante y después de la carrera, las buenas sensaciones nadando y pedaleando, sin caídas, sin lesiones, los nuevos conocidos apasionados del deporte y el descubrimiento de un entorno tan recomendable como el de Riaza.

 

¡Salud y larga vida al triatlón! Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar