Piernas

Cuéntanosss…. Crónica de Álvaro Sanchidrián

Publicado 07 noviembre, 2012

Os voy a contar la crónica de la carrera Madrid corre por Madrid 2012 del pasado 23 de septiembre.

 

Todo empieza mucho antes, antes del verano tuve mi última competición, la carrera Liberty, había pasado mucho tiempo desde la competición, tenía ese gusanillo que sólo te quitas cuando cruzas la línea de meta con la satisfacción de haberlo dado todo. En aquella carrera batí mi mejor marca, 44’15″, aunque no me había dejado nada contento.

 

Fue aquí cuando decidí que necesitaba tiempo, un plan de entrenamiento, otra manera de ver las cosas y me planteé el verano como un reto y pensé que en la próxima competición el objetivo estaría en bajar de los 40′. Ese era el objetivo real, correr a 4′ por km durante los 10 km. El día siguiente empecé con la preparación, doble sesiones en tarde y mañana, empecé a hacer salidas con la bici con el objetivo de tener más fuerza en las piernas, corrí a las 15 h. a 40 grados solo para ver si mejoraba más adaptándome a un medio duro, luego correría mejor, aunque más tarde descubriría que estaba equivocado.

 

Poco a poco se acababa el verano y no notaba una mejora contundente. Aquí fue cuando me decidí a comprar un Garmin Forerrunner 410 que fuera testigo de lo que estaba sufriendo, pues siempre salgo solo a entrenar, y para comprobar realmente si había mejoría o no.

 

Poco a poco me demostró que la mejora existía pero que no era nada del otro mundo, y decidí meter un poco más de volumen algo más de intensidad, pero ya era septiembre y estaba la carrera encima. Tenía el corazón destrozado, mi pareja y yo ya no lo éramos, cosa que me hizo perder mucho la ilusión, a la vez que me daba ganas de entrenar por despecho. Nos plantamos la semana anterior a la carrera, y decidí descansar las piernas, corrí 15km, 5 de ellos en series, algún 400 m. en 64″, y me dije: “Joder voy a reventar la carrera”. Pero el jueves fui al gimnasio y entrené el torso, gran error que pagaría durante la carrera pues al bracear me castigarían.

 

El día antes de la carrera a las 22 h. estaba en la cama, con todo preparado y para levantarme pronto y estar fresco, a las 7 h. estaba en pie, desayuno fuerte y para el Retiro, allí sería el lugar donde comenzase mi hazaña. Llego con 1 h. de antelación, para que nada se me fuera de las manos, tener un buen calentamiento, estirar un poco y ver el nivel de la gente de por allí. Al final fui tonto y dejé que se pusiera mucha gente delante, mucha gente que acabaría muchos minutos detrás mía, que al principio me hicieron esforzarme más de la cuenta, pues tendría que zigzaguear para adelantar a mucho.

 

Muscle

 

9:30 comienza la carrera, salgo como en todas, a fuego; a los 500 metros primeros se embotella el camino y andamos como 1′ o algo más, primer error (parte de la organización). Salimos ya del Retiro y vamos zumbando a Cibeles, joder y tan zumbando. Miro el Garmin e íbamos a 18 km/h, muy fuertes, con una zancada larga y con bastante cadencia, me encontraba cómodo, en la subida de Gran Vía el ritmo se bajó un poco pero seguíamos a 4′/km dándole mucha zapatilla y en el repecho otra vez a zumbar, los problemas llegaron en la zona de la plaza mayor, donde el suelo era pedregoso y no asfalto, por ahí corro fatal, no voy cómodo.

 

Aun así, sólo pienso en las palabras que Pedro Nimo me había dedicado por la mañana: “fuerza y honor, a volar en el asfalto”, cada vez que pisaba mal o me veía flojo me lo repetía, me lo acabé repitiendo una y otra vez y pensé si ellos pueden yo también. Entre que me lo repetía y no, llegamos al km 5 y llevábamos 18′ largos, me dije: “Joder voy a reventar el crono”; me alegré y me motivó mucho, el problema llegó en el km 8,5.

 

Tocaba subir la Castellana con un giro de más de 180 grados, brusco no, lo siguiente, que después de haber bajado la Castellana como motos, me sentó como un tiro, ( lo considero otro fallo organizativo). Aquí fue cuando me vine abajo, había hecho esa subida miles de veces miles de días y aun así se me hacia grande, estaba pagando el esfuerzo de haber ido por debajo de 4′/km y volvió la frase “fuerza y honor”, mi mente podía más, pero mis piernas me pedían tregua.

 

Aquí ya sabía que mi deseado sub 40 no llegaría y ni se arrimaría, me dio un golpe de sinceridad, pensé en que si no lo iba a conseguir para que seguir. Pero me dije que no era un perdedor y que jamás me rendía, apreté todo lo que pude, aunque no fue mucho subimos a 5′/km arrastrándome como una patata llegué al km en 40′ y me dije “al menos bate tu récord”, pero la cuesta no terminaba y acabé terminando según el tiempo oficial en 44:13 (el crono empezó 43 segundos antes del pistoletazo) y según mi Garmin se hicieron 250 metros de más y lo terminaría en 43:10.

 

Han pasado 2 semanas y el domingo que viene compito, buscaré un circuito más adaptado a mi, algo mas llano y lo intentaré reventar una vez mas. También os mandaré la crónica.

 

Dragon

 

Espero que os guste aunque como redactor/escritor soy realmente penoso, lo que se me da bien es dar lo mejor de mi mismo en el asfalto.

 

Un abrazo !!!

 

Fotos Galería de hermzz de Hermann Kasser en Flickr bajo licencia Creative Commons.

 

Un comentario a “Cuéntanosss…. Crónica de Álvaro Sanchidrián”

  1. Me ha encantado su crónica!, y más todavía “ser parte de ella”. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí cerrar